La importancia de la visibilidad ‘online’

La importancia de la visibilidad ‘online’ La importancia de la visibilidad ‘online’

Internet ha cambiado el mundo. Esa realidad hace un tiempo que dejó de ser una novedad para convertirse en un hecho que ya damos por sentado. En mayor o menor medida, un importante porcentaje de la población mundial utiliza la Red con asiduidad.

De la mano de Internet ha tenido lugar la revolución de las nuevas tecnologías, cuya evolución se ha dado a una velocidad de vértigo, tanto que han conseguido colocarse muy por delante de la gran mayoría de, no ya ciudadanos, sino de los nativos digitales.

Llevado al ámbito empresarial, se puede asegurar que desde hace unos años ya no basta con tener presencia en Internet, ¿qué empresa o profesional no tiene hoy en día una web, un blog o perfiles en las redes sociales?

Estar en Internet ya se da por hecho, y se da de tal forma que el no estarlo implica prácticamente la no existencia de tu negocio o del “tú profesional”.

¿Y si estoy pero no estoy?

Es aquí cuando entra en juego la importancia de la visibilidad online. Porque estar en Internet no significa estar visible. En los inicios de la Red, tener presencia era un valor añadido, e incluso un factor distintivo con respecto a la competencia, pero actualmente cohabitan tal cantidad de datos, sites y perfiles que las posibilidades de que alguien te encuentre -a ti o a tu negocio- si no estás visible son prácticamente remotas, sujetas al puro azar.

La mejor manera de evitar que tu suerte quede vendida al azar es ser proactivo en la Red, decir adiós a una web estática o a un blog obsoleto, y cambiar la pasividad por la actividad en las Redes Sociales. Generar contenidos, interactuar con los usuarios y ejecutar acciones de comunicación permitirán que seas una marca proactiva, que tengas esa visibilidad online que hará que te encuentren más fácilmente en cualquier búsqueda, lo que a su vez incrementará las opciones de crear vínculos y relaciones con esos usuarios.

El ejemplo: La imagen que ilustra este post se puede interpretar como dos buenas acciones para mejorar la visibilidad online. Por un lado, el artista está tocando el piano en la vía pública y contrata a un fotógrafo para posteriormente compartir las mejores imágenes y un breve vídeo en sus Redes Sociales (debería incluir un hashtag con el nombre de la ciudad). Esto le permitirá llegar a gente que no le conocía, entre otras cosas. Y por el otro lado se encuentra el fotógrafo contratado, que aprovechó para pedirle un favor a una compañera (a cambio de un café). Le pidió que le fotografiase mientras hacía su trabajo para luego actualizar de una manera original su porfolio.

Puedes seguir leyendo sobre este tema en el post cómo estar visible en Internet sin perder el rumbo.

José Antonio Vega.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *