Cómo estar visible en Internet sin perder el rumbo

Cómo estar visible en Internet sin perder el rumbo Cómo estar visible en Internet sin perder el rumbo

Abrimos el apartado de marketing en nuestro blog hablando de la importancia de la visibilidad online, de que en Internet no es lo mismo estar presente que estar visible. Y es que tanto si eres una marca como si eres un profesional deberás buscar que tu público, aquellos a los que quieres llegar, te encuentren cuando busquen palabras o frases relacionadas con tu sector. 

En este post vamos a desgranar algunas de las claves para estar visible en Internet, pero sin perder el rumbo. ¿Y por qué decimos eso? Cuando nos referimos a no perder el rumbo queremos decir que es muy frecuente que muchas empresas o profesionales, en su afán de llegar a mucha gente o de ser muy populares en las Redes Sociales, generan contenido sin atender a una estrategia o a unos objetivos claramente definidos. Puede que logren tener muchos seguidores compartiendo sin desenfreno vídeos de gatitos o sorteando vino cuando venden arroz, pero eso es algo que a medio plazo les pasará factura, alejándoles de aquel público o públicos que realmente son de su interés.

El principal objetivo de toda marca o profesional, a nivel de comunicación, debe ser que su público le tenga en mente a la hora de sentir una necesidad. A partir de ahí, la manera en la que trabaje el branding, el acierto que tenga con las estrategias trazadas y una serie de factores externos, entre los que destaca el contexto en el que se mueve su mercado y el posicionamiento que tenga su producto o servicio con respecto a la competencia, determinarán la posición que ocupará en la mente de sus potenciales consumidores o clientes.

  • Construir caminos para llegar a la meta. Partimos de la base de que tu negocio tiene una meta, un rumbo al que dirigirte para alcanzar el éxito. Pero, como bien sabemos, la meta es el final del camino, y para llegar a él hacen falta escalar muchas montañas. Por ello, lo primero que debes hacer es definir objetivos concretos. Los objetivos de cada parcela de tu negocio son los que te conducirán a la meta. Y tus mayores aliados serán el plan de marketing y el plan de comunicación, dos documentos que no solo deberán acompañar a la marca o al profesional durante todo su camino, sino que tendrán que ser revisados continuamente y actualizados cada cierto tiempo.
  • Saber a quién te diriges. Tus públicos se clasifican en dos: interno y externo. Cada uno de estos públicos es un árbol con sus respectivas ramas, y son esas ramas las que tienes que identificar correctamente para saber cómo dirigirte a ellas y qué mensajes transmitirles a cada una.
  • Encauzar los mensajes. Una vez tengas claro qué mensajes quieres transmitir, deberás ponerte a trabajar para saber dónde se encuentra cada público, cuál es su comportamiento y de qué manera vas a comunicarte con ellos. Olvida las viejas fórmulas de persuasión y atrae a través de la creatividad y la originalidad.
  • Ser proactivo. En Internet, la única forma de estar visible es moverse; y la mejor manera de moverse y conseguir un buen posicionamiento es generar contenido constantemente, pero escribe siempre sobre los temas por los que quieres ser encontrado. Traza una estrategia de contenidos para tu web/blog y esboza un plan para llevar a cabo en las Redes Sociales que se ajuste con el perfil de tus públicos. Si te diriges a un público femenino, por ejemplo, deberás saber que tanto Pinterest como Instagram son las Redes Sociales con mayor predominio de este género.
  • Forjar alianzas. Es una de las aristas más descuidadas por la gran mayoría de organizaciones y profesionales. En Internet, la competencia es relativa, y cuantos más vínculos estreches más probabilidades tendrás de que tu público potencial te conozca. Eso sí, ¡cuidado con quién te alías! Tu reputación online está en juego.
  • Lanzar acciones de comunicación. Los relaciones públicas siempre han jugado un papel fundamental en las organizaciones. Estar en contacto con los medios de comunicación y con los diferentes actores que ejercen influencia sobre el entorno en el que se desenvuelve tu negocio será clave para que tu imagen se corresponda con lo que quieres proyectar. Hay muchos tipos de acciones, y tan importante es hacerlas como darlas a conocer de la manera adecuada.

José Antonio Vega.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *